Inicio Artículo Salud pública en México: un paralelismo entre el INSABI y el Seguro...

Salud pública en México: un paralelismo entre el INSABI y el Seguro Popular

73
0

Oscar Martínez Vallejo

A inicios del 2020, como parte integral de la agenda política de la Cuarta Transformación, se implementó un cambio en el modelo de salud pública, se abandonó el Seguro Popular y se optó por el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), el cual tiene por objetivo que todos los mexicanos tengan acceso a un sistema de salud universal. Como parte de un ejercicio reflexivo se establecerán paralelismos entre el Seguro Popular y el INSABI con el único fin de comparar y explicar los elementos de ambos modelos de salud pública en México.

Salud Pública en México

La importancia de la salud pública radica en dotar y garantizar el acceso de la población al sistema sanitario y sus principales programas tanto preventivos como curativos, que llevan a una mejora en la calidad de vida de la población, disminuyendo su mortalidad. El diseño y ejecución de las políticas de salud pública son de suma importancia en el gobierno ya que de ello depende garantizar el acceso a la población a un sistema sanitario, prevención y tratamiento de enfermedades. Como parte de la agenda pública y el énfasis puesto por el gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador de hacer una separación entre los otros gobiernos (periodo Neoliberal) y el suyo (La Cuarta Transformación) en enero de 2020 se puso en marcha el INSABI que sustituirá definitivamente al Seguro Popular.

El cambio del Seguro Popular al INSABI ha causa revuelo en el país, pues el acceso a servicios médicos es fundamental para la calidad de vida de la población; se ha criticado este cambio del sistema de salud principalmente por la capacidad operacional, falta de calidad financiera, cobertura y tratamiento de enfermedades de primer, segundo y tercer nivel para todos los mexicanos con los que arrancó el INSABI.

Para entender el funcionamiento del INSABI es necesario construir un paralelismo a manera de comparativa con el Seguro Popular, como mecanismo para entender las funciones en materia de salud pública que el gobierno está cubriendo o deja olvidado en ambos casos. Es mediante el comparativo de cuatro puntos en común de los dos sistemas que se realiza este análisis, con salvedad de la temporalidad, puesto que el Seguro Popular llevaba 16 años en funcionamiento y el INSABI escasos días; dicho esto, los puntos de análisis son a) acceso al servicio médico b) cuotas de recuperación, c) cobertura médica y d) financiamiento.

  1. Acceso al servicio médico

En el esquema de acceso al Seguro Popular la afiliación era de manera voluntaria, pero era estrictamente necesario no contar con otro tipo de servicio del IMSS o ISSSTE. El Seguro Popular solo brindaba atención médica a quienes se encontraban inscritos. Con el INSABI para acceder a los beneficios solo es necesario contar con una identificación (INE, CURP o Acta de Nacimiento). El único cambio es que las personas no tendrán que afiliarse y pasar por todo un proceso burocrático, es decir que todas las personas (mexicanos y extranjeros) que se encuentren en el país que no cuenten con algún seguro médico tienen derecho a recibir de forma gratuita atención médica. El Seguro Popular solo brindaba servicio a todos los mexicanos que se encontraban afiliados.

  • Cuotas de recuperación

El Seguro Popular operaba con las aportaciones de los usuarios afiliados, que se determinaba según el nivel de ingreso además de contar con el fondo de gastos catastróficos, el Seguro Popular estaba orientado a reducir los gastos médicos el cual contemplaba cuotas de recuperación en servicios médicos de primer, segundo y tercer nivel. En el INSABI a pesar de que el servicio y los insumos son gratuitos sólo aplica para los servicios médicos de primer y segundo nivel en las Unidades Médicas del IMSS Bienestar, hospitales generales, rurales y comunitarios. Los servicios de tercer nivel de muy alta especialidad no están considerados como gratuitos.

  • Cobertura médica

Los insumos y medicamentos del Seguro Popular eran regulados por el Cuadro Básico y Catálogo de Insumos del Sector Salud que lo integraban medicamentos, material de curación, auxiliares de diagnóstico, instrumental, equipo médico, osteosíntesis, endoprótesis, medicamentos homeopáticos y los utilizados en quimioterapias

Al entrar en funcionamiento el INSABI se abandonó el Cuadro Básico y Catálogo de Insumos del Sector Salud y se dio entrada al Compendio Nacional de Insumos para la Salud que lo integran más de 14 mil claves que fungen como filtros para el acceso a medicamentos y la cobertura de los servicios, en muchos de los casos los pacientes son quienes tienen que adquirir medicamentos e insumos, por ejemplo, incluso para tratamientos de quimioterapia o trasplante de órganos.

En la Tabla 1 se muestra el comparativo de la cobertura que tiene cada servicio en los tres niveles de atención y otros tipos de servicios que presta el sector salud en México.

Tabla I: Servicios de salud en el Seguro Popular y el INSABI

Fuente: elaboración propia con datos de la Secretaría de Salud (2019).
Fuente: elaboración propia con datos de la Secretaría de Salud (2019).

Los servicios médicos de tercer nivel son más delicados debido al tipo de enfermedades que atienden y por ende, con un costo elevado para las personas requieren este tipo de atención; sin embargo, el INSABI no cubre de manera gratuita este tipo de servicios, sino que funciona con un mecanismo de cuotas de recuperación; lo mismo sucede el caso de las quimioterapias, radioterapias y trasplante de órganos. He ahí una de las principales críticas al nuevo sistema de salud en México, pues el Seguro Popular sí cubría este tipo de atención médica sin necesidad de cuotas de recuperación.

  1. Financiamiento

El Seguro Popular tenía además un fondo de gastos catastróficos para apoyar el financiamiento de la atención de enfermedades que implicaban un alto costo y derivaban de gastos catastróficos, además de contar con un mecanismo de negociación y asignación de recursos públicos que se transferían a los estados y hospitales de alta especialidad el cual lo permitió operar al Seguro Popular por 16 años. 

Hasta el momento el financiamiento del INSABI aún no queda del todo claro, pues como ha sido planteada la meta “alcanzar la gratuidad total de los servicios médicos” se requiere un incremento considerable en el presupuesto, una restructuración financiera, ampliación de la infraestructura médica, contratación de personal, etc., cuestiones que no han sido consideradas dentro del presupuesto 2020.

Consideraciones finales

Está claro que el INSABI tiene pocos días de haberse sustituido por el Seguro Popular y que le hace falta gestarse, madurar, y tener estabilidad en su funcionamiento; aún es muy pronto para esperar grandes resultados, pero existen elementos suficientes para entender que este nuevo sistema de salud aún está lejos de la anhelada cobertura universal en el sector salud.

Eliminar el requisito de afiliación para tener acceso a los servicios de salud pública significa ya un avance en el tema del acceso universal, sin embargo, los costos que implican los servicios de tercer nivel de atención que se cubren con cuotas de recuperación alejan a la población de aquella promesa de salud gratuita para todos. Habrá que esperar si mediante una política de ensayo y error, el gobierno de México logra consolidar un sistema de salud que se acerque a esos planteamientos y se revierte el tema de las cuotas que terminan afectando a los que menos tienen.

Fuentes de consulta

Badillo, Diego (2020) ¿Qué opinan los expertos sobre la desaparición del Seguro Popular y la creación del INSABI? (2020) El economista. Disponible en: https://cutt.ly/2rT2t6Z Consultado: 10/01/2020

El Horizonte (2020) ¿Cuál es mejor? Diferencias entre el INSABI y el Seguro Popular. Disponible en: https://cutt.ly/qrT2uZT. Consultado: 10/01/2020

Moreno, Teresa (2020) Insabi, inoperable como fue constituido: gobernadores del PAN. El Universal. Disponible en: https://cutt.ly/arT2pQF Consultado: 10/01/2020

Secretaría de Salud del Gobierno de México (2019). Disponible en: https://cutt.ly/nrT2fq0 Consultado: 25/01/2020

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí