Inicio Destacado Reseña: La nueva lucha de clases de Slavoj Zizek

Reseña: La nueva lucha de clases de Slavoj Zizek

11
0

Slavoj Zizek hace un análisis de la situación política, social y cultural del fenómeno que se vive actualmente en el viejo continente: la inmigración masiva de países de Medio Oriente y África, que se ha complicado cada vez más, aunado al terrorismo que grupos radicales originarios de estos países que han traído consigo. Los conflictos sociales internos de cada país que esto ha provocado, un choque de realidades, resultado de la globalización capitalista, una serie de debates moralistas sobre si se debe dejar entrar a los refugiados o no.

El debate que genera Zizek aborda también las posturas ideológicas dentro de cada país, una derecha cada vez más ultraconservadora y una izquierda que aparentemente tiende a ser más radical. Los problemas que ha generado la globalización, al explotar a los países más pobres en beneficio de los más ricos, y la sorpresa fingida, que todo este subdesarrollo genera en los primeros, en la población de los segundos.

Hace de igual manera una serie de cuestionamientos sobre el actuar de las sociedades de los diferentes países, donde prácticamente todos son habitados por una mayoría blanca, y el miedo que históricamente ha generado a este grupo en particular “el otro”, todo aquel proveniente de una región “menos desarrollada” y por ende (en la lógica del hombre blanco) más violento. Pero también habla de cómo este perfil se ha tratado de ocultar para no acrecentar un odio racial hacia estos grupos.

Compara no solamente el caso europeo internamente, entre los países que lo conforma, también expone casos del continente americano y asiático, sobre todo los casos de violencia entre “razas”, blancos contra negros, latinos contra americanos, etc., pero no solo eso, también expone casos de violencia de género, como una muestra de que la nueva lucha de clases, como titula a su obra, ya no es solamente entre estratos sociales, sino que, a raíz de la globalización capitalista se extiende a una lucha entre miembros de países subdesarrollados y los llamados de primer mundo y el dominio que ejercen unos sobre otros, y de manera interna los hombres sobre las mujeres.

El tema central del libro es pues un profundo y extenso cuestionamiento a los valores occidentales (derechos humanos, libertad, igualdad, etc.), que se pretenden llamar superiores a los del resto del mundo, y cómo se ha dejado de lado (en parte gracias a los nuevos medios de comunicación) la otra cara de la moneda.

Expone a la sociedad europea, y prácticamente a toda la sociedad occidental, como doblemoralistas, pues en su búsqueda de acabar con el racismo, terminan siendo lo contrario, un racismo disfrazado, donde al “otro” se le ve como un ser incapaz de presentar estos valores, generando así el temor a que se integre a una sociedad occidental globalizada capitalista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí