Inicio Artículo México: ciclos económicos, recesión y política

México: ciclos económicos, recesión y política

222
0

El 2020 se presenta como uno de los años más adversos para la humanidad de las últimas décadas, las tensiones políticas, conflictos armados, la crisis climática, un mayor número de protestas sociales, la pandemia ocasionada por el coronavirus y una de las crisis económicas más grande en años, son algunos de los problemas a los que nos enfrentamos actualmente pero que se han venido gestando desde años atrás.

Respecto al tema económico existe una serie de estudios, modelos y teorías de los denominados ciclos económicos, que analizan largos periodos de tiempo y sus características, principalmente económicas (PIB, consumo privado y de gobierno, inversión, exportaciones e importaciones), aunque también se llegan a considerar los factores políticos, sociales y hasta culturales, para determinar y establecer ciertos elementos relevantes para describir y entender los periodos de estabilidad y los de crisis, con la finalidad en algunos casos, de prevenir y tomar las medidas adecuadas para tratar de evitar o al menos disminuir los efectos de los periodos difíciles, lo que se empalma con las medidas tomadas por los gobiernos en turno y el auge o caída de ciertos movimientos y corrientes políticas derivadas de estas. Por ejemplo, un periodo de estabilidad podría estar relacionado con un gobierno que favorezca medidas más liberales y de protección individualista, mientras que uno de crisis podría aumentar medidas de control financiero y políticas sociales.

De acuerdo con Sánchez-Juárez (2019) “un ciclo económico es el periodo entre dos fondos [disminuciones], también conocidos como valles”. Un ciclo económico se compone, a grandes rasgos, en dos etapas principales, “la de disminución (cuando la actividad económica se encuentra en una recesión) y la de crecimiento (cuando está en expansión). Por lo mismo, los puntos sobresalientes de un ciclo son el máximo o pico (peak), que representa el nivel más elevado, y el piso o valle (trough), que es el mínimo o más bajo” (Heath, 2011). Gráficamente un ciclo económico toma la siguiente forma (gráfica 1).

Los ciclos económicos en México

El estudio de los ciclos económicos de México es relativamente reciente, esto debido a la falta de información para elaborar el análisis de las series económicas en el país. Es a partir de que el INEGI comienza a recabar con mayor escrutinio los indicadores económicos necesarios de manera trimestral en el 2000, que el estudio de los ciclos de México comienza con mayor formalidad. Esto permitió establecer con bases científicas los ciclos del país.

Primero se encuentra el estudio realizado por Jonathan Heath en 2011, donde identifica seis ciclos económicos con seis periodos de recesión importantes en la historia moderna de nuestro país:

  • Primer ciclo, de enero de 1980 a febrero de 1982, no está bien definido cuándo comenzó este ciclo, a falta de datos.
  • Segundo ciclo, de febrero de 1982 a septiembre de 1985, cuando la recesión tocó su punto más bajo en junio de 1983.
  • El tercer ciclo va de 1985 a 1992, con una recesión en 1987.
  • Cuarto ciclo, comprende de 1992 al 2000, con una doble caída (o recesiones) la primera en septiembre de 1993 y la segunda en octubre de 1995, que derivó en el mejor conocido como “efecto tequila” o “error de diciembre” de 1994 y la crisis económica hasta 1995.
  • El quinto ciclo va de octubre del 2000 a enero de 2008, con el punto más bajo de la recesión en septiembre de 2003.
  • Finalmente, el último ciclo que se registró comenzó en enero de 2008, cayendo durante la crisis de este año y tocando el punto más bajo en mayo de 2009; este continúa hasta el último registro del estudio en 2011.

Otro estudio más actual, también respecto a los ciclos de México, realizado por Isaac Sánchez-Juárez (2019) registra 3 ciclos completos, distribuidos en el periodo de 1994 a 2015, al igual que Heath, identifica el periodo de 1994 al 2000, con su punto más bajo en 1995. El segundo de 2000 a 2007, un poco más corto que el de Heath, que concluye en 2008, pero coincidente con el declive de 2003. El siguiente comienza en 2007 y concluye en 2012, también con su punto más bajo en 2009 con la crisis económica mundial. Finalmente tenemos nuestro ciclo más reciente, que comenzó en 2012, teniendo una contracción en 2013, a partir de este año se presenta una expansión que sigue hasta 2015, que es el último año que comprende el estudio.

Para fines prácticos, se asignó el valor de 2 a los momentos de expansión y el valor 1 a los de recesión, esto para poder apreciar gráficamente los ciclos económicos identificados en ambos estudios, mostrando un comportamiento como lo describe en la siguiente gráfica.

Con base en estos datos, el promedio de duración de un periodo de recesión es de 21 meses, mientras que para los periodos de expansión es de 35.3 meses. El periodo más corto de una recesión es de 9 meses, el más largo 39 meses; el periodo de expansión más corto es de 8 meses, y el más largo de 66. Pero ¿cómo se relacionan estos ciclos económicos con el ámbito político? Para apreciarlo de mejor forma, hay que identificar los periodos de los gobiernos federales en la misma corrida de tiempo.

A excepción del periodo de gobierno de Miguel de la Madrid (1982-1988), hemos tenido el mismo número de recesiones que de sexenios. Tres puntos que hay que mencionar por sus repercusiones son: 1) la entrada en vigor del TLCAN el primero de enero de 1994, y que para diciembre de ese mismo año se presenta una crisis económica, que aunado al hartazgo social y los altos niveles de pobreza que esto generó, terminaron cobrando la factura al PRI perdiendo la presidencia en la próxima elección y la mayoría en el Congreso; 2) el cambio de gobierno del PRI al PAN en el 2000, donde factores como la incertidumbre inicial de un nuevo gobierno y la baja gobernabilidad al comienzo de la gestión de Vicente Fox generaron un ambiente de desconfianza y como consecuencia una declive de la inversión privada, además de que en el ámbito internacional entre 2001 y 2002 se daba la Crisis Económica Sudamericana, este periodo de recesión es el que más duró; 3) finalmente, la crisis económica financiera internacional de 2008 tuvo una recuperación gradual, que en suma con las políticas aplicadas por el expresidente Calderón y una enorme campaña mediática en favor de Enrique Peña, le devolvieron el triunfo al PRI en el 2012.

Datos y panorama actual

A principios de año se mantuvo un debate sobre si México se encontraba o no en recesión, debido a la tendencia a la baja que sufrió la economía mexicana durante los cuatro trimestres de 2019, generando una contracción económica de 0.1% respecto a 2018. En la opinión de los expertos estas cifras no eran suficientes para catalogarlo como recesión, pero sí advirtieron las consecuencias que podrían ocurrir de mantenerse esta tendencia. Incluso organismos económicos internacionales, a raíz de esto, modificaron sus pronósticos de crecimiento para la economía mexicana.

Los datos económicos de INEGI en lo que va del 2020 no son alentadores, pues con la información del Indicador de Pedidos Manufactureros (IPM), publicado en junio, y el Indicador Mensual de la Actividad Industrial por Entidad Federativa (IMAIEF) del mes de julio, se muestra que la actividad industrial secundaria como la construcción, generación, transmisión y distribución de energía, y la industria manufacturera, han decrecido respecto a 2019, aunque en la variación mensual ha tenido algunos valores positivos (tabla 1). De igual forma, la producción manufacturera ha registrado en todos sus sectores caídas en su comparativo anual (tabla 2).

También, el Sistema de Indicadores Cíclicos (INEGI, 2020) presenta, en los componentes que considera, una caída en sus valores, siendo el mes de abril el peor del 2020, como el Indicador Global de la Actividad Económica, con una caía de (-)11.72 puntos; la Actividad Industrial de (-)14.42; los Asegurados Trabajadores Permanentes en el IMSS (-)0.32 puntos; las Importaciones totales cayeron (-)3.05 puntos. Todos ellos en relación en el mes anterior, marzo.

¿Qué depara el futuro?

En esta pregunta Neil Howe, historiador estadounidense, había especulado en sus obras Generations y The Fourth Turning desde el año 2000 que se llegaría a una crisis histórica con su clímax en el 2020, su estudio se centra en el caso de Estados Unidos, para ello se basó las crisis precedentes en la historia del país anglosajón, siendo que cada ciclo tenía una duración de entre 20 y 23 años. Estos periodos de crisis se detonan ya sea por un conflicto social muy grande o una crisis económica de igual magnitud.

Howe habla particularmente de las consecuencias en el ámbito social y político que tienen estos periodos de crisis, siendo que los antecedentes muestran que, en cada periodo, como resultado surgía una nueva generación que exigía un catálogo completamente diferente tanto de oportunidades, derechos y hasta ideologías a las de la generación precedente. Por ejemplo, las crisis económicas, la creciente pobreza y la mucho más notoria desigualdad de los ingresos, así como algunos movimientos sociales, abrieron las puertas importantes e históricos cambios de gobierno en todo el mundo, sólo en nuestro continente líderes políticos como Lula Da Silva y Jair Bolsonaro en Brasil, Barack Obama y Donald Trump en EUA y Andrés Manuel López Obrador en México fueron el resultado de estos factores combinados.

Considerando la situación actual, en cierta medida derivada de la crisis sanitaria del coronavirus, en parte como consecuencia de algunas medidas gubernamentales tomadas por la gestión actual, el declive y la recesión económica que se presentará en México es un hecho, pero la duración de esta recesión dependerá de muchos factores; por ejemplo, la reciente visita del presidente Andes Manuel López Obrador a los Estados Unidos a principios de julio para firmar el nuevo Tratado entre ambos países y Canadá (T-MEC) abre las puertas a nuevas inversiones que ayuden a estabilizar la economía del país, siempre y cuando estas se respeten, pues ya ha pasado que los caprichos gubernamentales han echado para atrás varios proyectos del sector privado y público, además de que la inversión en nuevos proyectos del gobierno se encuentra concentrada en sus megaobras. De ser así, no podremos capitalizar ni mucho menos concretar los proyectos de inversión privada, si las políticas del actual gobierno se interponen o representan incertidumbre para los inversores.

Conclusiones

Actualmente en México nos encontramos en un periodo de desaceleración económica, pero dadas las circunstancias generadas por la crisis sanitaria a nivel global que ha ocasionado el cierre de cientos de fábricas y miles de empresas, es casi seguro que los datos del tercer y cuarto trimestre del 2020 nuevamente reflejen una caída en los indicadores económicos como los mencionados anteriormente, lo que nos ubicaría en una recesión económica, que basados en los datos históricos podría tener una duración de uno y, en el peor escenario, hasta tres años.

En el caso mexicano, podemos resaltar que debido a que, prácticamente desde 2015, los últimos años fueron un periodo de continua expansión económica, una recesión económica era cuestión de tiempo, ya fuera por un factor externo o interno. Por ello, las medidas económicas que se apliquen desde el gobierno irán fuertemente orientadas a tratar de evitar o reducir la duración de la recesión mexicana, y más aún, amortiguar las consecuencias sociales que la crisis pueda generar, en primer lugar, es lo más lógico y lo que se espera de un gobierno responsable, pero también y más importante para los políticos, con la finalidad de que esto no les afecte en los próximos comicios del 2021.

Por lo tanto, es muy probable que, de cara al proceso electoral que comienza a finales de año, los partidos políticos utilicen estrategias encaminadas a incrementar el número y la cobertura de programas sociales y con mucha más fuerza de la que normalmente tienen este tipo de políticas durante una elección, que, lamentablemente, ya es una costumbre en el país.

Fuentes:

Bermúdez, A. (2020) Neil Howe, el historiador que predijo una grave crisis en 2020 y ahora advierte que este es un periodo peligroso en la historia, BBC News. Consultado en línea en: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-53158282

Heath, J. (2011) Identificación de los ciclos económicos en México: 30 años de evidencia, Revista Internacional de Estadística y Geografía. Pág. 28-31. Consultado en línea en: https://rde.inegi.org.mx/index.php/2011/05/08/identificacion-de-los-ciclos-economicos-en-mexico-30-anos-de-evidencia/

Indicador Mensual de la Actividad Industrial por Entidad Federativa (IMAIEF). Disponible en: https://www.inegi.org.mx/programas/aief/2013/default.html?init=1#Documentacion

Indicador de Pedidos Manufactureros (IPM). Disponible en: https://www.inegi.org.mx/app/saladeprensa/noticia.html?id=5804

Olalde, A. (2020) Economía mexicana: ¿recesión o desaceleración económica?, Tecnológico de Monterrey. Consultado el 10 de julio de 2020 en: https://tec.mx/es/noticias/hidalgo/investigacion/economia-mexicana-recesion-o-desaceleracion-economica

Sardón, J (2009) Explicando los ciclos políticos latinoamericanos. Revista de Economía y Derecho. Disponible en: https://www.google.com/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=&cad=rja&uact=8&ved=2ahUKEwiI6arPrOHqAhUvgK0KHbzlBFcQFjAAegQIBRAB&url=https%3A%2F%2Frevistas.upc.edu.pe%2Findex.php%2Feconomia%2Farticle%2Fview%2F300%2F259&usg=AOvVaw3h8mOScH_-_weKgo1M7cvC

Sistema de Indicadores Cíclicos, cifras al mes de abril de 2020, INEGI. Disponible en: https://www.inegi.org.mx/app/saladeprensa/noticia.html?id=5807

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí