Inicio Artículo Fake News y redes sociales en tiempos de crisis

Fake News y redes sociales en tiempos de crisis

48
0
Fake News y redes sociales en tiempos de crisis

Por: CEPLAN

Introducción

En los últimos años y debido al creciente uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) se ha popularizado un término que a su vez se vuelto familiar para algunos: Fake News. Pareciera ser que la desinformación se ha multiplicado debido a las nuevas formas en las que ésta se propaga; sin embargo, la novedad no es la desinformación como producto, sino los recientes medios y procesos a través de los cuales ahora también se lleva a cabo, pues cuando anteriormente se utilizaban para este fin elementos tales como periódicos, programas televisivos o de radiodifusión, revistas, etcétera, ahora se agrega uno nuevo y de importante poder de alcance: las redes sociales. En la situación en la que nos encontramos hoy en día gracias al COVID-19, se han hecho presentes numerosos intentos por desinformar a la población: cadenas de mensajes en WhatsApp, publicaciones en Facebook, noticias en periódicos digitales “confiables”, entre otros, pero ¿cuál es el propósito de la creación y difusión de la falsa información?

Según Luis Ángel Hurtado, investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)[1], México es el segundo país en el mundo que más noticias falsas genera -después de Turquía-, de lo que surge una nueva pregunta ¿cómo podemos identificar la falsa información de la verdadera?

¿Qué son las Fake News?

El término fake news (según su traducción “noticias falsas”), se refiere a mensajes cuyo contenido es presentado como verdadero, aun cuando este es falso y que tiene como propósito la desinformación de los receptores (Torrado y Col., 2011). A pesar de ser un término nuevo para algunos, la desinformación a través de los medios de comunicación en masas siempre ha existido, un claro ejemplo es la transmisión de una adaptación de la novela “La Guerra de los Mundos” en 1938 a través del programa de radio conducido por Orson Welles en Estados Unidos, presentado en ese entonces como una noticia de información verídica y que logró sembrar el pánico entre sus tantos escuchas.

Actualmente, en nuestro país, según el Reporte de noticias digitales (2019) realizado por el Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo perteneciente a la Universidad de Oxford, las cinco redes sociales más utilizadas son (en orden): Facebook, YouTube, WhatsApp, Twitter y Messenger de Facebook; siendo que la primera red social es utilizada por el 67% de sus usuarios con fines informativos, sin embargo, solamente el 50% de los 2 mil 15 participantes del estudio confía en las información de las noticias (de manera general a través de todos los medios).

La generación de noticias falsas está directamente relacionada con la participación política de los receptores, pues según este mismo estudio, los países encuestados con los niveles más bajos de preocupación por la veracidad de la información recibida a través de noticias digitales son aquellos donde los procesos políticos se encuentran menos polarizados. Es así que la desinformación a través de noticias falsas en eventos políticos clave responde a la posverdad, término que la Real Academia Española define como “distorsión deliberada de una realidad, que manipula creencias y emociones con el fin de influir en la opinión pública y en actitudes sociales” (RAE, 2019: primer párrafo), término que ha tenido lugar, por ejemplo, en procesos electorales presidenciales o eventos de coyuntura política.

¿Qué papel han tenido las Fake News durante la emergencia por el COVID-19?

La Emergencia Sanitaria por el COVID-19 en nuestro país ha provocado la desestabilización de diversos sectores como lo son el económico, educativo, social, político, entre otros. Actualmente, los tres ámbitos gubernamentales de México (es decir federal, estatal y municipal) son los principales responsables de establecer las acciones para poder contener la crisis que este virus ha generado, lo cual es realizado en conjunto con las distintas Secretarías responsables de cada sector.

Sin embargo, esta situación ha sido aprovechada por algunos para poner en duda o para fomentar el apoyo en las decisiones sanitarias de los gobernantes, a través de la siembra del pánico entre la población, lo que ha generado desconfianza y desacato de las recomendaciones realizadas por estas autoridades en algunos casos, o el seguimiento de remedios, consejos y acciones realizadas supuestamente por instituciones reconocidas, sin verificar la veracidad de las mismas, así como la adquisición excesiva de productos de primera necesidad (o las llamadas “compras de pánico”).

Según la compilación de noticias falsas generadas durante esta emergencia sanitaria y difundidas mediante las redes sociales realizada por Grupo de Diarios América y a través de El Universal (2020), las temáticas principales que se pueden rescatar son: a) cantidad de casos positivos al virus en el país así como su ubicación e identidad; b) utilización de medicamentos,  remedios naturales y caseros supuestamente efectivos para la prevención o curación del virus; c) aumento en la duración y nivel de las restricciones sanitarias (por ejemplo, cierre de supermercados o cancelación del actual ciclo escolar) y c) acciones institucionales (ya sea gubernamentales o de privados).

¿Cómo distinguir la información real de las Fake News?

Empresas digitales como Facebook o Google, han estado generando mecanismos para mejorar los filtros de seguridad y veracidad de la información en cuanto al virus, colocando apartados especiales o botones directos a las páginas web de instituciones oficiales, como la Organización Mundial de la Salud (OMS) o el Gobierno de cada país, sin embargo, es necesario conocer las recomendaciones que nos permitan identificar la fiabilidad de una noticia.

Fernández-García (2017), establece que el principal mecanismo que tenemos ante las Fake News es la verificación de la información. Gragnani (2018)[2] para identificar una noticia falsa en redes sociales recomienda: leer la noticia completa, investigar al autor y a las fuentes citadas así como el contexto y buscar la noticia (o palabras clave) en sitios distintos.

Conclusiones

Las situaciones que provocan una desestabilización de carácter social, político o económico pueden ocasionar en la población diversas actitudes que desencadenan en acciones responsivas a tales crisis, en diversos casos, fundamentadas en la desinformación, lo que a su vez, logra perpetuar sentimientos tales como el pánico, la desconfianza y el miedo.

            Sin duda alguna, los procesos de participación política se ven afectados a través de la difusión de noticias falsas, creando así una imagen distorsionada de las circunstancias (como nos lo indica el concepto de posverdad). En el caso de la contingencia sanitaria por el COVID-19, el propósito político de la desinformación radica en la creación de desconfianza hacia las instituciones gubernamentales. Por esta razón, las habilidades críticas hacia la información continúan siendo parte de la discusión, pues aunque se han integrado desde hace tiempo en el currículum educativo de diversas instituciones, la desinformación a través las Fake News todavía tiene efecto dentro de la sociedad mexicana, principalmente por la inmediatez y diversidad de datos que nos da las redes sociales.

Referencias

Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia Coronavirus. (2020). Además de la COVID-19, México se enfrenta a una epidemia de desinformación. Recuperado en Abril 2020, de UNAM Sitio web: https://covid19comisionunam.unamglobal.com/?p=84242

Diccionario de la Lengua Esespañola. (2020). Posverdad. Recuperado abril 2020, de Real Academia Española Sitio web: https://dle.rae.es/posverdad

El Universal, El. (2020). Fake news médicas: entre el pánico y la desinformación. El Universal (digital), Disponible en: https://www.eluniversal.com.mx/mundo/fake-news-medicas-entre-el-panico-y-la-desinformacion-sobre-el-coronavirus

Fernández-García, N. (2017). Fake news: una oportunidad para la alfabetización mediática. Nueva Sociedad, Número 269, Disponible en: https://nuso.org/media/articles/downloads/5.TC_Fernandez_269.pdf

Gragnani, J. (2018). Guía básica para identificar noticias falsas (antes de mandarlas a tus grupos de WhatsApp). Recuperado en abril 2020, de BBC Sitio web: https://www.bbc.com/mundo/noticias-45561204

Reuters Institute for the Study of Journalism. (2019). Reuters Institute Digital News Report 2019: University of Oxford. Disponible en: https://reutersinstitute.politics.ox.ac.uk/sites/default/files/inline-files/DNR_2019_FINAL.pdf

Torrado, S. y Col. (2011). MENTIRAS DESBOCADAS, MEDIOS DE COMUNICACIÓN, INTERNET Y MARKETING VIRAL. Vivat Academia, Número 115, pp. 95-112.


[1] A través de un artículo realizado por la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia Coronavirus de la UNAM.

[2] En un artículo publicado por la página web de BBC.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí