Inicio Destacado El autoconsumo y los huertos urbanos vs la pandemia

El autoconsumo y los huertos urbanos vs la pandemia

54
0

Pedro Alfonso Sandoval Rivero

México lleva ya un mes en cuarentena y recién empieza la Fase 3 del COVID-19; los gobiernos estatales, municipales y federal comienzan a aplicar medidas más rigurosas y a endurecer las que ya se estaban tomando; mucha gente ha perdido su empleo, los negocios cierran a una velocidad mayor que la de la propagación del virus; el aislamiento social y la Sana Distancia parecen ser nuestra única defensa frente al coronavirus; nos encontramos ante la que probablemente sea la peor crisis social y económica a nivel global de las últimas décadas, y es muy probable que nuestro estilo de vida no vuelva a ser el mismo en mucho tiempo.

Uno de los tantos problemas que ha dejado en claro la pandemia es que en miles de ciudades en todo el globo no existe la autosuficiencia alimentaria. Si vives en una zona urbana, sea cual sea tu trabajo, inevitablemente todos salimos a comprar nuestros alimentos que aunque se sigan todas las medidas nos expone al virus. Frente a ello, aplicar acciones para el autoconsumo se presenta como una opción ya no sólo como alternativa, quizá como una necesidad. Entre las acciones que prácticamente todos podemos realizar están los huertos urbanos.

Los huertos urbanos existen desde hace mucho, muchos restaurantes los tienen para poder tener productos frescos y recién cosechados, literalmente; miles de personas los tienen dentro de sus casas y departamentos, incluso varios proyectos arquitectónicos modernos ya los contemplan como parte de sus diseños. Implican muchos beneficios, desde alimenticios hasta terapéuticos.

Los requerimientos son mínimos, se necesita de un lugar con tierra firme o un espacio donde tener algunas macetas, techos, terrazas, balcones, jardines, paredes y hasta ventanas pueden ser la ubicación perfecta. En caso de que no se cuente con un espacio con tierra firme, tampoco es necesario tener que comprar macetas, recipientes de plástico son útiles de igual forma.

Las semillas que se utilizan pueden conseguirse de las mismas frutas o verduras que tenemos en casa, podemos cultivar casi todos los alimentos que son en hoja, como la espinaca. El cuidado de las plantas que se siembren también es importante, el riego constante y fertilizantes (que podemos elaborar con los mismos desechos orgánicos del hogar) son los principales aliados. Tampoco es necesario tener que comprar palas o herramientas para cultivar, una vieja cuchara de cocina puede ser más que suficiente. Los cuidados de cada tipo de planta son tan fáciles de encontrar como cualquier otra búsqueda en internet.

Es evidente que un cambio en nuestro estilo de vida y, sobre todo, en nuestra forma de consumo es necesaria, el coronavirus sólo ha venido a probarlo con mayor fuerza. Las opciones como los huertos urbanos podrían representar una alternativa de sustento para miles de familias, incluso, a gran escala en las ciudades, tener un impacto positivo con el medio ambiente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí