Inicio Destacado Covid-19 VS La economía mexicana

Covid-19 VS La economía mexicana

183
1
covid 19 en mexico

Por: Abril Pérez

La llegada del COVID-19 a América Latina ha despertado diversos sentimientos, entre ellos el más fuerte ha sido la incertidumbre, que se fortalece con el pánico que provoca a los ciudadanos las vagas respuestas de algunos gobiernos Algunos gobiernos han declarado estado de emergencia para su población, como lo es el caso de Perú, Colombia y Brasil; en cambio en otros países como lo es el nuestro, el gobierno aún no ha declarado qué medidas tomará ante la pandemia y las consecuencias de esta.

La última vez que el mundo atravesó por una situación similar fue en 2009 con la pandemia de la influenza AH1N1, que si recordamos nos dejó una gran crisis económica, el contexto en que se está presentando este tema nos orilla a pensar, ¿habrá una crisis económica esta vez? Vaya, no está de más reconocer que estos últimos años no han sido los mejores para la economía de nuestro país y ni hablar de la inseguridad o los feminicidios o la poc oferta laboral, las bajas salariales y podríamos seguir enumerando todos los males que nos aquejan. Sin embargo, resulta interesante la forma en que el ejecutivo de la llamada Cuarta Transformación ha abordado todos estos temas. En materia económica cabe resaltar que en este año se cumplen casi dos años de decrecimiento; si sumamos la reciente crisis sanitaria, la caída en la bolsa de valores, el alza del dólar y el precio del petróleo a nivel mundial a partir del desacuerdo entre Arabia Saudita y Rusia, sin duda podemos decir que México está a un par de pasos de una recesión económica.

Veamos algunos datos, de acuerdo con los analistas del banco “Credit Suisse” se estima que para este año la economía mexicana caerá en un -4.0% citando la caída en la producción industrial, en el sector servicios y en los precios del crudo. El martes 17 se registró una caída en la Bolsa Mexicana de Valores y la Bolsa Institucional de Valores con un índice de más del 7%, aunque ese mismo día subieron ligeramente hubo pérdidas de más del 3%. Hoy el dólar se cotiza por arriba de los 25 pesos, su precio más alto en el último par de años.

De acuerdo con la Encuesta CITIBANAMEX de Expectativas, en 2019 el Producto Interno Bruto (PIB) creció 0.0% siendo este el peor año desde la crisis financiera del 2009, para este año se estima que haya un crecimiento entre el 0.8 y 1.5%; sin embargo la misma encuesta reconoce que existe un “estancamiento económico”. Entonces, si –de por sí- México ya atravesaba momentos difíciles en su economía, con la llegada del COVID-19 el impacto en nuestra economía podría ser muy fuerte. Por ejemplo en turismo, de acuerdo con el medio “El País” tras la llegada del virus el 30% de las
reservas para Semana Santa han sido canceladas según datos de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (CONCANACO). En 2019 en México el 73% de la capacidad hotelera fue ocupada por connacionales y el 27% restante por internacionales, aunque pareciera un “salvavidas” para este sector, el presidente de la
misma, José Manuel López afirma que, “el impacto puede ser aún mayor, porque las restricciones de contacto también van a aplicar a los connacionales” Si retrocedemos un poco, en 2009 cuando el AH1N1, el flujo de turismo internacional se desplomó hasta un 53% con respecto al mismo periodo del año anterior.

A pesar de que el gobierno de la 4T aún no plantea medidas de contención drásticas, los efectos de estas pueden ser irreversibles, cuando no se cuenta con un buen plan estratégico.
Ya explico, el aislamiento es la mejor solución para frenar esta crisis sanitaria, pero para el caso mexicano y el de la mayoría de Latinoamérica, donde la economía informal supera el 50% de las actividades económicas, el aislamiento no resulta la mejor opción para la mitad de la población, al contrario, parece el primer paso para adelantar la recesión económica.

De acuerdo con la “Medición de la Economía Informal” en México el 56.7% de los trabajadores se desempeñan en el sector informal, de acuerdo con el INEGI, el 22% del PIB es aportado por trabajadores informales. El comercio en el sector informal al por menor sigue siendo la actividad económica con mayor nivel de contribución con 38.4%, en segundo lugar la construcción con un 28.2% y en tercero la industria manufacturera con 13.3%. (INEGI, 2019) Entonces, el valor de la economía informal es muy alto en nuestro país, pero el costo de pararlo aún más. México no cuenta ni con la estructura ni con la capacidad de parar totalmente las actividades en cualquiera de los sectores, no sin divisar un paro económico, del que milagrosamente se pueda levantar. Así, nuestro país se encuentra en un dilema entre frenar la crisis sanitaria o un golpe a nuestra ya de por sí debilitada economía.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí